JOMO: la tendencia opuesta al FOMO que también tiene sus peligros.

JOMO - Centro de Psicología Integral MC

JOMO: la tendencia opuesta al FOMO que también tiene sus peligros.

En uno de nuestros artículos pasados, advertíamos de los peligros del FOMO al haberse convertido en una notable fuente de ansiedad entre personas de todas las edades, especialmente los más jóvenes. Las redes sociales son los vehículos en los que viaja esta angustia ante la posibilidad de “perderse algo” y que tanto malestar emocional está causando.

Pues bien, en este contexto aparece en escena el JOMO, otro nombre en inglés que sirve para denominar una actitud totalmente contraria y reaccionaria frente al FOMO. El JOMO (Joy of Missing Out) reivindica el decir NO a aquellos planes que no te apetecen de verdad y, sobre todo, dejar de tener miedo a perderte cosas. A cambio, fomenta la desconexión digital, quedarse en entornos más tranquilos, rebajar la vida social y vivir más el presente.

Dicho así, tiene todo el sentido del mundo promover un estilo de vida en el que el postureo que domina la asistencia a ciertos eventos sea sustituido por una apetencia real. Dejar a un lado el miedo y la ansiedad a perderte algo, y no compartirlo en redes sociales, siempre es positivo.

Sin embargo, como ocurre en muchas ocasiones, esta tendencia llevada al extremo también tiene sus peligros y hoy queremos recordarlos para insistir que tan importante es combatir el FOMO como el JOMO extremo.

¿Qué puede tener de peligroso el JOMO?

 

En el contrapunto del FOMO (Fear of Missing Out), ha surgido una tendencia en alza que abraza la idea de disfrutar de la tranquilidad y del bienestar que provienen de quedarse en casa, en entornos más tranquilos o en petit comité. Aunque esta tendencia tiene beneficios evidentes para la salud mental al fomentar la desconexión y el autocuidado, también presenta algunos riesgos que deben abordarse para garantizar un equilibrio saludable.

El JOMO, en su esencia, celebra la alegría de perderse sin angustia ciertas actividades sociales en favor de momentos de tranquilidad y descanso. A medida que la cultura de la productividad y la hiperconexión sigue creciendo, muchas personas adoptan el JOMO como un medio para proteger su salud mental y establecer límites con los demás. No obstante, hay riesgos asociados con la práctica extrema del JOMO y ahora vamos a verlos:

1.- ¿Es JOMO o es aislamiento social?

Una cosa es llegar a ese punto en el que has dejado de tener ansiedad ante la posibilidad de perderte un evento, y otra encerrarte en casa y utilizar el JOMO como una excusa para el aislamiento social. Aunque es saludable disfrutar de tiempo a solas, evitar constantemente las interacciones sociales puede tener consecuencias negativas para la salud mental como la falta de conexión emocional o la pérdida de oportunidades de crecimiento personal.

2.- Es necesario hacer cosas para que te pasen cosas.

Otro riesgo del JOMO es la posibilidad de perderse experiencias valiosas y enriquecedoras. Si bien es esencial tomarse tiempo para el descanso y la reflexión, la completa renuncia a eventos sociales y actividades con otras personas puede provocar que nunca llegue nada nuevo a tu vida ni tengas la posibilidad de crecer o vivir experiencias increíbles.

3.- Impide trabajar la resiliencia y la resistencia al cambio.

Además, el JOMO puede llevar a una persona a evitar constantemente situaciones fuera de su zona de confort, generando una resistencia al cambio y una falta de resiliencia importante. Las personas pueden perder la oportunidad de explorar nuevas experiencias, conocer personas interesantes…

 

Para abordar estos riesgos, es fundamental adoptar una perspectiva equilibrada del JOMO. Esto implica reconocer la importancia de la soledad y el descanso, pero también estar abierto a participar en actividades sociales que aporten valor. Eso sí: la parte social debe vivirse sin obligaciones, ni presiones, ni ansiedad por no poder acudir siempre.

La clave está en encontrar el equilibrio adecuado entre el disfrute de momentos a solas y la vida social, algo que trabajamos mucho en nuestro centro de psicólogos cuando tratamos la ansiedad en Pozuelo.

 

Tags:
, ,
No Comments

Post A Comment