Emociones inútiles: no dejes que la culpabilidad y la preocupación te afecten.

Emociones inútiles - Culpabilidad - Psicología en Carabanchel

Emociones inútiles: no dejes que la culpabilidad y la preocupación te afecten.

Las emociones negativas tienen una parte buena: son emociones que van de frente, se ven venir, no se esconden, se manifiestan y dejan patentes sus efectos.

Sin embargo, hay otra serie de emociones que pueden llegar a ser más peligrosas por ser más sutiles, sibilinas y latentes. Son las llamadas emociones inútiles, capaces de pasar mucha más factura de lo que creemos ya que afectan a nuestro estado anímico, a nuestra manera de estar en la vida y a nuestra forma de afrontar el futuro.

En nuestro centro de psicología en Carabanchel hemos comprobado que muchas de estas emociones se encuentra detrás de los problemas que sufren nuestros pacientes. Y la mayoría de ellos ni si quiera son conscientes de ello. Por eso hoy queremos dedicarles este artículo a las más comunes y dañinas de las emociones inútiles: la culpabilidad y la preocupación.

¿Qué son las emociones inútiles?

El diccionario de la RAE define “inútil” como algo que no produce provecho, beneficio o servicio. Y efectivamente, las emociones inútiles no sirven para nada ya que no aportan ningún beneficio ni cumplen ningún servicio concreto en nuestra vida.

Pero aún hay más. No solo estamos ante emociones que no suman al no producir provecho, beneficio o servicio sino que son emociones que restan. Porque cuando sentimos culpa por algo que ya ha pasado o cuando nos preocupamos en exceso por algo que aun no ha ocurrido, nos bloqueamos y no tomamos aquellas decisiones necesarias para alcanzar nuestro bienestar.

Sin duda, las dos emociones más inútiles son la culpabilidad y la preocupación, dos emociones que además están muy interconectadas y que pueden dar lugar a comportamientos opuestos ante una misma situación.

La emoción de la culpabilidad

La culpa hace que gastemos mucha energía en cosas que ya no tienen remedio. Sentir una culpa que nos atormenta, nos angustia y nos provoca un malestar que hace que no dejemos de dar vuelta a algo que ha ocurrido en el pasado no tiene sentido, básicamente porque ya no hay nada que podamos hacer. El sentimiento de culpa impide que nos centremos en el presente y nos hace vivir en el pasado.

De lo que se trata es de sacarle partido a la culpa. Este sentimiento, bien gestionado, puede dejar de ser inútil y convertirse en positivo y ahí está el verdadero aprendizaje. ¿Cómo? Pues siendo capaces de transformar esa culpa que sentimos porque algo no ha salido como esperábamos en lección y en crecimiento. Esto nos ayudará a aprender de los errores, a gestionar correctamente el fracaso y a superar el pasado para vivir el presente.

La emoción de la preocupación

Casi en el caso contrario se encuentra la preocupación. Aquí nos olvidamos del presente por la intranquilidad que nos produce algo que puede suceder en el futuro. Normalmente esa preocupación genera un miedo, un estrés y una angustia que puede hacer que nos quedemos inmóviles, que nos paralice y que nos impida hacer muchas cosas buenas.

Adelantarse a algo que aún no ha ocurrido tiene tan poco sentido como seguir dando vueltas a algo que ya ha pasado. Es lógico que haya cosas que nos puedan preocupar pero dentro de una normalidad, sin que nos obsesione y sin que afecte a nuestro estado anímico. Cuando realmente llegue el momento, será la hora de preocuparse de verdad y actuar en consecuencia, pero hacerlo antes es inútil.

¿Cómo actuar? Pues la preocupación debe razonarse en términos lógicos y presentes. Adelantarse a algo que no ha ocurrido puede no tener sentido pero también sabemos que para muchas personas es algo tan irracional como inevitable.  En estos casos relativizar y practicar técnicas de relajación suele ser efectivo.

Estas emociones inútiles tienden a presentarse en forma de pensamientos intrusivos, de los que ya te hemos hablado, así que no está de más que tengas en cuenta esos consejos que en tu día te dimos para detenerlos y gestionarlos adecuadamente.

Y recuerda que nuestro equipo de psicólogos en Carabanchel está a tu disposición para brindarte una ayuda profesional y experimentada. Confía en Centro de Psicología Integral MC.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.