¿Qué motiva el ghosting entre amigos?

Ghosting - Psicólogos adolescentes en Pozuelo de Alarcón

¿Qué motiva el ghosting entre amigos?

Que hoy en día se utilice un término en inglés para designar a este fenómeno nos puede llevar a pensar que el ghosting es algo relativamente nuevo. Sin embargo, esta práctica – que podríamos definirla como dejar de mantener el contacto con alguien y desaparecer de su vida sin dar explicación – es algo que lleva sucediendo siempre.

Lo que sí ocurre es que, en la actualidad, la manera de comunicarnos y relacionarnos hace que se haga mucho más evidente y de manera más inmediata que tiempo atrás. Pero existe desde que existen las relaciones humanas, tanto en el seno de las relaciones afectivas /de pareja como en las relaciones de amistad.

Pero ¿qué hay detrás de esta práctica tan dolorosa para quién la sufre? ¿Por qué un amigo decide por voluntad propia desaparecer sin dar ningún tipo de explicación? Hoy reflexionamos sobre este tema que comienza a ser cada vez más frecuente en nuestra consulta de psicólogo para adolescentes en Pozuelo de Alarcón.

¿A qué se debe el ghosting de un amigo?

Los amigos que hacen ghosting y desaparecen sin dar ninguna explicación dejan a esas amistades abandonadas sumidas, en primer lugar, en un mar de dudas que suele dar paso a un periodo doloroso y difícil de gestionar. Pero ¿por qué lo hacen?

1.- Inmadurez personal:

Actuar de esta forma demuestra una gran inmadurez por parte de quien lo practica. Para tener relaciones sanas es necesario tener conversaciones incómodas y desparecer sin decir nada suele ser propio de personas inmaduras a las que les cuesta enfrentarse a ese tipo de conversaciones tan necesarias en ocasiones.

Como expertos en este tema, estamos seguros de que muchas personas que hacen ghosting a sus amigos saben que no están actuando bien y que lo lógico sería ser honestos y mantener una conversación. Sin embargo, la vergüenza, la pereza, el temor a la reacción de la otra persona… hacen que busquen la que para ellos es la salida más fácil: desaparecer y no responder nunca más a mensajes o llamadas.

2.- Nuevas amistades:

Cualquier persona va a conocer a otras a lo largo de su vida por diferentes motivos y, en ocasiones, puede surgir una relación de amistad. Que les apetezca pasar tiempo con estas nuevas amistades no debería ser un problema con un amigo anterior, siempre y cuando se siga manteniendo el contacto y no se le dé de lado ante la llegada de esas nuevas personas a su vida.

Sin embargo, eso es lo que ocurre en muchos casos. Un amigo conoce a otras personas con las que puede realizar otro tipo de planes, con las que tiene mayor conexión o que le parecen más “guays” (esto pasa con frecuencia entre adolescentes) y decide prescindir de su “amigo de siempre” sin darle ninguna explicación. La incomodidad de verbalizar que hay personas que le gustan más o el miedo a ser sincero, hace que opte por el ghosting aun sabiendo que no es lo adecuado.

3.- Aspectos que no agradan:

En nuestra consulta de psicólogo para adolescentes en Pozuelo de Alarcón también hemos visto cómo algunos casos de ghosting son debidos a que existen aspectos que no gustan del amigo abandonado y prefieren huir antes que hablarlo.

Una personalidad compleja, una forma de ser muy absorbente o tener una manera de ver la vida muy diferente puede hacer que una persona se canse de un amigo y opte por desaparecer de su vida sin darle explicaciones.

4.- Problemas personales:

Aunque esto no justifica el ghosting sí lo puede hacer más entendible. Un amigo que puede estar atravesando una mala temporada, con problemas personales de cualquier índole y prefiere, o más bien necesita, aislarse del mundo rompiendo el contacto con el que es su amigo.

Como decíamos, lo suyo es tener una conversación sincera para explicar lo que le está ocurriendo y su necesidad de desparecer por un tiempo. Pero en cualquier caso, ante un ghosting se trata de algo que no podemos descartar del todo.

El ghosting ha aumentado notablemente tras la pandemia haciendo que muchas personas decidieran no continuar con relaciones que quizás no les agradaban del todo. Esto es algo muy lícito pero siempre se debería hacer bien, con honestidad y una conversación a tiempo antes de optar por la huida y el silencio por respuesta.

Tanto si lo has sufrido como si estás pensando en hacerlo porque no sabes cómo enfrentarte a ciertas conversaciones, consúltalo en nuestro Centro de Psicología Integral MC.

No Comments

Post A Comment