Ha habido numerosas críticas y comentarios en respuesta al anuncio de Ruavieja que ha circulado por internet y que publicamos en esta web la semana pasada; por ello queremos hacer una reflexión al respecto.

 

Es cierto que, tal y como dice el anuncio, muchas veces no priorizamos lo que realmente importa, como pasar tiempo con nuestros seres queridos, y conseguir y disfrutar los momentos de autocuidado. En su lugar, “escogemos” la vorágine de tareas por hacer y las pantallas (televisión, móvil, etc). Pero la pregunta que sugerimos hoy es, tal y como está planteada la vida en esta sociedad, ¿resulta sencillo establecer prioridades?, ¿no nos exigen un nivel de “perfección” y actividad que es incompatible con el autocuidado?.

 

Analicémoslo detalladamente, la sociedad, con todos esos anuncios, películas, series y mensajes, nos exige ser respetuosos y cuidadosos con los demás y con el medio ambiente, tener una actitud proactiva en nuestros trabajos y en las relaciones con los demás, y cumplir con todo los que nos pidan. Estar alegres e ir siempre bien vestidos y aseados, dormir ocho horas, hacer deporte, dedicar tiempo a una alimentación saludable e ir a todas las revisiones médicas. También nos mandan mensajes sobre la importancia de tener la casa ordenada, limpia y bien decorada, y hacer la compra de comida y todo lo que necesitemos. Laboralmente tenemos que cumplir con trabajos a jornada completa, que son 40 horas semanales aproximadamente, para poder pagar todos nuestros gastos: casa, comida, luz, agua, gas, transporte, hijos, mascotas, ocio, familiares con necesidades especiales, moda, belleza, etc.

 

Se supone que después de cumplir con todas las obligaciones, tenemos que tener energía y tiempo para disfrutar con familiares, amigos, pareja y mascotas. La realidad es que en muchas ocasiones poco tiempo y ganas nos quedan para ello si tratamos de cumplir con todo. Vivimos en una sociedad capitalista e individualista donde el eje del día es ir a trabajar y cumplir con las distintas obligaciones.

 

En el Centro de Psicología Integral MC creemos que sentirnos culpables pensando que algo raro nos está pasando, ya que priorizamos ir a trabajar y cumplir con las distintas tareas, antes que disfrutar de nuestro tiempo, y desde esa culpa intentar cambiar, sería más saludable comprender primero por qué lo hacemos y después luchar, desde la comprensión y compasión con nosotros mismos, contra todos aquellos mensajes y medios que nos imponen un  nivel de actividad y “perfección” que no nos permite cuidarnos y a la vez nos hacen sentir remordimiento, tristeza  y culpa por priorizar esas tareas antes que lo “realmente importante”. Por ello, sería bueno que reflexionáramos sobre que obligaciones realmente tenemos que cumplir y que otras nos hemos impuesto por estos mensajes que nos llegan desde hace tiempo, pero que sin embargo no habrá consecuencias catastróficas si no los cumplimos.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
CategoryBlog

Llámanos ahora        +34 699 033 874

SOLICITA CITA

Para contactarnos puedes llamarnos al +34 699 033 874 de 09:00 a 22:00 o rellenar el siguiente formulario: